Serpiente de Coral

La serpiente de coral no es una sola serpiente, sino que son varias que reciben ese nombre por sus colores vivos. Así, se pueden encontrar en colores como el negro, el rojo o el amarillo mezclados en franjas.

Vive en las zonas tropicales y se puede encontrar desde Sudamérica hasta Asia y los Estados Unidos, por lo que están muy extendidas por todo el mundo. De hecho, hay tantas especies que han sigo agrupadas en las serpientes de coral del Viejo Mundo y las del nuevo.

Otra curiosidad alrededor de la serpiente de coral es que debido a su peligrosidad, son muchas serpientes las que imitan sus colores, con la esperanza de que sus depredadores las confundan con las serpientes de coral de verdad. El camuflaje también lo usan para acercarse a las serpientes de coral de verdad y comérselas, ya que algunas de estas falsas corales, como se las conoce, se alimentan se serpientes.

serpiente de coral

El emponzoñamiento micrúrico

La serpiente de coral es tan especial que tiene un nombre dedicado a la forma en que envenena a sus presas, denominado empozoñamiento micrúrico, un nombre nada fácil de recordar.

Si muerde a una persona, ésta empieza a sentir adormecimiento de la lengua, que es el primer síntoma de que el veneno de la serpiente de coral está haciendo su efecto. A esos síntomas le acompañan la visión borrosa y la parálisis de los músculos, que puede provocar la muerte por asfixia mecánica.

Esto quiere decir que cuando la serpiente de coral muerde, al final es como si alguien nos agarrase del pecho y nos impidiese respirar con normalidad. Si los síntomas no se tratan el oxígeno deja de circular por la sangre y la persona muere, aunque hoy en día es muy raro que esto ocurra gracias a los antídotos.

La gravedad de la mordedura depende de la edad de la persona. Los médicos se han dado cuenta de que en los niños los problemas son mayores, pues el cuerpo es más pequeño y el veneno actúa de manera más rápida.

Además, las dos peores mordeduras son en la cabeza y en el tronco. En estos casos la probabilidad de morir aumenta, aunque ésta es escasa hoy en día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *