Serpientes Venenosas del Amazonas

El Amazonas es una de las zonas con mayor biodiversidad de todo el mundo, y entre su fauna se encuentran algunas serpientes venenosas, con las que es mejor no cruzarse, pues si nos muerden podemos tener problemas muy graves. Vamos a ver algunas de ellas.

Serpiente de cascabel muda

En las selvas de toda Sudamérica, que es la zona en la que se encuentra el Amazonas, podemos encontrar a la serpiente de cascabel muda, que es una de las serpientes más venenosas del mundo, y que se caracteriza por su gran tamaño. De hecho, está clasificada como la segunda serpiente venenosa de mayor tamaño en todo el mundo.

serpientes

La serpiente de cascabel muda se divide en varias subespecies, dependiendo de la zona de la selva amazónica en la que estemos, aunque estas divisiones sólo les interesan a los herpetólogos, que son las personas que las estudian.

A nosotros, lo que nos interesa es la mordedura, que es mortal. En algunas zonas como Panamá, esta serpiente ha causado muchas muertes, aunque ahora son más raras y se calcula que solo un 20% de las personas que sufren un ataque mueren. A que mueran pocas personas, ayuda que la serpiente de cascabel muda sea un animal muy tímido que evita el contacto con el hombre si puede.

Elápidos

Dentro de los elápidos hay una gran cantidad de serpientes, las cuales se reparten por todo el mundo. Una de las partes en las que las podemos encontrar son las zonas tropicales, es decir, en el Amazonas.

Para que te hagas una idea de las serpientes que hay en esta familia, podemos encontrar las cobras o la serpiente de coral, la cual habita en muchas zonas de Centroamérica, y con las cual es mejor no encontrarse.

Sus venenos son neurotóxicos, y todas las serpientes de la familia son venenosas, algunas de ellas mortales. Son bastante peligrosas,  pues no dudan en usar su veneno para defenderse, algo que no todas las serpientes hacen.

Si los elápidos se sienten amenazados, atacan y cuando muerden no lo hacen con una mordedura seca, sino que inyectan veneno neurotóxico, que  dependiendo de la cantidad y del tipo de serpiente, puede terminar con la muerte de una persona por parada cardiorrespiratoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *