Serpientes venenosas en Extremadura

Por suerte para los habitantes de Extremadura y para las personas que visitan esta región española sólo hay tres serpientes venenosas en Extremadura y la posibilidad de que te muerdan dos de ellas es casi nula, por lo que no hay que tener miedo al salir al campo.

De hecho, es más probable que te toque un Euromillones que te muerda una serpiente en Extremadura, por lo que creo que te puedes hacer bien a la idea de que la posibilidad es muy remota. De todas maneras, vamos a ver qué serpientes venenosas existen en Extremadura.

La culebra de cogulla (Macroprotodon brevis)

La culebra de cogulla es una serpiente venenosa, pero inofensiva para el ser humano. La razón principal es que por su tamaño, un máximo de 40 cm, el veneno que puede inocular es casi testimonial.

serpientes de extremadura

A ello hay que sumar la posición de sus dientes, que no están en la parte delantera de la boca como en las serpientes venenosas que estamos acostumbrados a ver en los documentales, sino que los tiene en la parte de atrás. Por si fuera poco, cuando no se desplaza suele estar escondida debajo de las rocas, por lo que coincidir con ella es complicado. De esta manera, y aunque la nombramos porque tiene veneno, su peligrosidad es nula.

La culebra bastarda (Malpolon monspessulanus)

La culebra bastarda es otra de las serpientes venenosas de Extremadura. Esta culebra la tenemos que tomar más en serio que la anterior, algo que se debe a su tamaño, que alcanza los dos metros, por lo que inocula más veneno. Sin embargo, y para nuestra tranquilidad, tiene un carácter muy huidizo, por lo que para que una culebra bastarda te muerda la tienes que manipular, algo que no debes hacer nunca a no ser que seas científico y tengas permiso.

serpientes venenosas

Como pasa en el caso anterior, los colmillos están muy retrasados en la boca, y por si fuera poco, la inmensa mayoría de mordeduras son “secas”, es decir, que no inyectan veneno.

La víbora hocicuda  (Vipera latasti o Vipera latastei)

Esta es la serpiente más venenosa que podemos encontrar en Extremadura y la que más debemos temer, pues a diferencia de las dos anteriores sí que tiene los colmillos en la parte delantera de la boca y están huecos, para inyectar el veneno de forma efectiva.

Por suerte, es casi imposible de ver en su hábitat natural, por lo que coincidir con ella es muy difícil, y cuando muerde para defenderse en la mayor parte de las ocasiones lo hace sin malgastar su preciado veneno.

No es mortal, pero si tenemos la mala suerte de que una víbora hocicuda nos muerda, lo mejor es acudir a un médico de inmediato.

2 thoughts on “Serpientes venenosas en Extremadura

  • junio 27, 2016 at 11:04 pm
    Permalink

    La culebra bastarda es muy peligrosa, muy buena información.

    Reply
  • agosto 27, 2017 at 2:05 pm
    Permalink

    La víbora Áspid también la hay en Extremadura, en las laderas de Hervás y en Ladrillar ha sido vista muchas veces por los pastores.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *